EL NACIONAL COMIENZA A REVERTIR SU INICIO DE TORNEO

En un partido lleno de emociones, El Nacional obtuvo su primera victoria en esta edición de la Liga Pro Ecuabet, tras los contextos negativos que ha venido suscitándose en el equipo militar y la habilitación de 14 jugadores para la noche de este miércoles. El plantel de Don Ever Hugo Almeida sacó adelante un cotejo complicado y se llevó una victoria que le da aire para comenzar a sumar en la tabla de posiciones. Lo mas destacado desde lo táctico lo vamos a revisar a continuación:

Desde el plan inicial, la idea de los Criollos estuvo muy marcada, la cual era no brindarle demasiados espacios por dentro a Aucas y sobre todo mostrar intensidad a la hora de no tener el balón, presionar sobre quien lleva el esférico, obviamente teniendo un orden. La visita nunca salió a encerrarse si no que fue mas cauteloso, protegiendo la zona media en bloque y todos coordinados en el momento de marcar. (Arriba) La presión comenzaba desde el segundo delantero, incomodando las conducciones de Vega y no brindándole espacios para que pueda crear juego.

Su principal deficiencia a la hora de defender, fue el juego por fuera que ejerció Aucas, existió poca coordinación por parte de los defensores militares y también coberturas tardías que hacían ver mal por momentos a la última línea. Como se ve arriba, Aucas a partir del ingreso de Medina comenzó a jugar con dos delanteros de mucha movilidad y eso hizo que El Nacional los sufra, tanto Jeison como Blanco estuvieron emparejados a los centrales y por ende con rupturas al espacio, se liberaban fácilmente, lo cual hacia que se queden solos sin referencia.

Algo que es característico en el equipo de Don Ever Hugo es su juego directo, que parece tan simple viéndolo desde afuera, pero que es complicado a la hora de ejecutarlo, más allá de eso para este partido contó con las armas necesarias para aprovechar esos pases largos y obviamente iniciar el juego con las segundas pelotas. Esto causó demasiada inestabilidad en la defensa local ya que no presionaban a los lanzadores del equipo militar y por ende quedaban mal parados en las transiciones defensivas. Chere y Palacios tuvieron un entendimiento muy bueno ya que cada uno supo interpretar su función. Además de conjugarse con la gran actuación de Eddy Mejia quien con su potencia física lograba cambiar el ritmo del partido.

Algo que se debe valorar de este equipo es a su delantero, Byron Palacios, quien no pudo estar presente en las primeras tres fechas pero que en este partido demostró una vez más que sus características son necesarias para el ADN de fútbol militar. Su juego a espaldas al arco simplifica mucho y al mismo tiempo genera espacios para que sus compañeros puedan aprovechar. Arriba se ve como retrocede, saca de su lugar al central y deja un espacio enorme para que pueda ser atacado por su delantero acompañante o por un volante mixto. En términos generales, Palacios convierte todos los balones que le llegan en opciones claras de peligro.

Finalmente, desde la pizarra los militares supieron sacar a flote un partido complejo, pese a iniciar perdiendo, El Nacional no renunció a su idea y con juego por las bandas, también aprovechando la presencia física de sus delanteros incomodaron más de una vez a la defensa del equipo local. Estos primeros tres puntos sirven muchísimo para lo anímico, más allá de que aún le falta habilitar ciertos nombres, este equipo será uno de los más temidos por su estilo de juego. De seguro buscará estar en puestos estelares. Solo lo sabremos a final de temporada.

Sebastián Villarreal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *