Eurocopa y Copa América, una antítesis total con final similar


Se acabó un mes a puro fútbol, muy pocas veces pudimos observar algo similar. Y es que en este 2021 entre junio y julio pudimos presenciar la Eurocopa 2020 y la Copa América Brasil 2021. Dos competiciones de selecciones a nivel mundial previo a lo que será el mundial de Qatar 2022 en noviembre próximo. Sin embargo, hubo una inmensa brecha sobre el nivel mostrado en el viejo continente en comparación al de Sudamérica, no solo en lo futbolístico, sino también en lo organizativo.

Comenzando con la presencia de público en los estadios volvió en aforos distintos según el permiso de las sedes establecidas. En Budapest, se permitió el 100% de su capacidad, en San Petersburgo y Bakú el 50% de público, por su parte en la Cartuja (España), solo fue un 30%. Luego, ya en Inglaterra, Escocia y Dinamarca, se pudo al principio en un 25% de aficionados.  Para entrar se debió presentar el certificado de vacunación o prueba PCR negativa de las últimas 24 horas.

Por el contrario, en las cuatro ciudades brasileñas (Brasilia, Cuiabá, Goiana y Río de Janeiro) donde se jugó la Copa América, fueron a puertas cerradas, sin presencia de aficionados. Que de cierta forma hace mucho menos atractivo la competición, por múltiples factores, pero uno que tiene mayor impacto, es el escenario. Los partidos de la Euro arrancan muy temprano hasta la tarde y los de la Copa América transcurren durante la media tarde y la noche.

Del mismo modo el tema de las marcas de auspicio de ambos eventos. La Euro 2020 contó con seis sponsors, como Coca Cola, TikTok, Heineken, Qatar Airways, VIVO y Find Us. La incursión de la red social TikTok, fue novedosa porque fue la primera vez que una plataforma digital de entretenimiento se asocia con la UEFA Euro. Las demás marcas ya han respaldado en otros eventos patrocinados por la misma UEFA. Por su parte, la Copa América sufrió la baja de tres marcas de auspicio que se marcharon por la coyuntura nacional y las condiciones que el torneo ofrecía. La primera que declinó en financiar el evento fue la multinacional estadounidense Mastercard que decidió retirar las acciones de marketing. Poco después de ese anuncio, la multinacional cervecera y Ambev comunicó su decisión de no participar en el evento de manera tajante. Días después, la CONMEBOL tuvo su última baja por parte de la multinacional de bebidas británicas destiladas Diageo.

Regresando al ámbito netamente deportivo, el formato de ambas competiciones era similar, en la Copa América de los 10 equipos participantes, ocho clasificaban, es decir había solo 20% de posibilidades que te puedas eliminar. Algo similar ocurría también en la Eurocopa, accedían a la siguiente ronda los dos primeros de los seis grupos y los cuatro mejores terceros. Recuerdo claramente, eran días enteros de fútbol, desde las ocho de la mañana hasta las nueve de la noche. Pero muchas veces, el cambio abrupto por el nivel mostrado en las selecciones europeas con las sudamericanas, evidenciaban que uno estaba por debajo del otro. Sin embargo, a partir de los cuartos de final de la Euro y las definiciones de la Copa, la emoción fue simultanea y muy iguales. Las tandas de penales en varios partidos de ambos torneos, sumándoles los 120 minutos de los alargues en Europa, nos tenía a cada uno de nosotros con el corazón a mil por horas, a pesar de ser neutrales en teoría.

Y de esas emociones, lo vimos reflejados por la alegría de Lionel Messi al conseguir su primer título oficial con la selección Argentina, rompiendo una sequía de casi 28 años para su país y de él, luego de 4 finales perdidas, un mundial y tres copas américas y ganándole a la anfitriona Brasil, nada más y nada menos que en el Maracaná. Por su lado, no se queda atrás el espectáculo que brindaron Inglaterra vs Italia en el mítico Wembley con 60 mil espectadores. Los locales que no habían ganado nunca la Eurocopa y los italianos con su último título hace ya casi 58 años. Esa tanda de penales fue memorable, hermosa para unos, triste para otros.

Como moraleja nos queda que el fútbol de selecciones es lo más apasionante en el fútbol, la unión de un país se ve reflejado en las múltiples sensaciones y emociones en 90 minutos, pasas de la felicidad a la tristeza y viceversa. Lo que, si pedimos, es que, de ahora en adelante la Eurocopa y Copa América, sean simultáneas.

Jorge García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *