JORDY JIMÉNEZ, DE LOJA PARA EL MUNDO


Foto: Comité Olímpico Ecuatoriano

Un viaje de cientos de miles de kilómetros comienza con un solo paso, si no, habrá que preguntarle a Jordy Jiménez, un lojano que, tras varios años de preparación física y mental, logró la tan anhelada clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio 2021, sin siquiera haber participado antes en Juegos Sudamericanos, Panamericanos ni Bolivarianos, eventos que abren/cierran un ciclo Olímpico.

Jordy, un atleta lojano oriundo de Cariamanga, siempre tuvo claro cuál era el objetivo: la cita Olímpica, razón por la cual sabía que desde muy chico era necesario darle la importancia que se merece la tan complicada profesión de ser atleta en territorio ecuatoriano.

A sus 12 años fue vicecampeón nacional infantil y, a los 13, campeón infantil. Era cuestión de tiempo, entonces, para seguir cosechando triunfos y protagonismo. Primer lugar en el Campeonato Nacional de Cadetes, campeón nacional y medallista en todas las categorías: infantil, menores, prejuvenil, juvenil y adulto. La palabra “ganar” formaba parte del vocablo diario, una linda y sana costumbre para alguien que le ha dedicado toda su vida al deporte. Daba destellos de un futuro alentador.

Era el turno de probar “suerte” a nivel internacional, como si la suerte tuviera espacio en la disciplinada vida de Jiménez; todo fue a pulso. En 2013, Guatemala era testigo del debut del lojano fuera del país. La Copa Panamericana de Marcha sería sólo el inicio. Tres años más tarde, el Mundial de Marcha en Roma esperaba por él junto al equipo ecuatoriano que lo completaban Andrés Chocho, Mauricio Arteaga y Brian Pintado. Superaron a potencias (algunas desde lo  económico, otras desde la infraestructura y otras desde la estructura de su federación) como Alemania, Ucrania, España, India y Japón. Tercer lugar y podio tricolor en los 20 km marcha, contra todo pronóstico y la marcha resurgía en el país.

Las condiciones económicas de los atletas ecuatorianos nunca ha sido la mejor y me atrevería a decir que es deplorable. Varios de ellos sobreviven y no precisamente gracias al deporte. Terminado el calendario deportivo anual, Jordy, al igual que muchos deportistas en el Ecuador, salen a buscar trabajo, cualquier actividad que les permita ahorrar la suficiente cantidad de dinero para continuar con la ilusión de competir. Les recuerdo que son atletas que representan al país. Sí, llevan en el pecho el nombre y la bandera de Ecuador, en algunos casos consiguen medallas y, paradójicamente, son ellos quienes financian prácticamente todo.

“El único respaldo que hoy tengo es el de la Federación de Loja, que me entrega USD 100 mensuales. La inversión para un atle­ta que quiere ser olímpico es mucho más alta”.

Jordy Jiménez para Diario El Comercio (06/03/2020)

Jordy Jiménez no formaba parte del Plan de Alto Rendimiento sino hasta hace 2 meses aproximadamente. Este plan, a través de la Secretaría del Deporte, entrega recursos para que los deportistas pueden entrenarse, viajar y competir en los eventos clasificatorios, pero parece un privilegio que no a todos puede ser asignado. Para dimensionar el logro obtenido.

Foto: Comité Olímpico Ecuatoriano

En febrero de 2020, Jiménez participó en el campeonato nacional de marcha y se ubicó en el tercer puesto con una marca de 1 hora, 24 minutos y 10 segundos (01:24:10). La marca exigida por la Federación Internacional de Atletismo para los Juegos Olímpicos es de 01:21:00. Para nosotros, mortales comunes, es una diferencia mínima, pero hay atletas que se pasan la vida entera intentando descontar esos “escasos” 10 segundos.

En marzo de 2021, durante el Campeonato Nacional de Marcha en Macas quedó a 19 segundos de alcanzar la marca olímpica mínima. Las opciones/eventos para conseguir la marca se reducían a dos: la Copa Panamericana de Marcha en Guayaquil y el Circuito de La Coruña.

“Nadie es profeta en su tierra”

España sería el escenario para que Jordy Jiménez, con una marca de 01:20:47 se convierta en el tercer clasificado por Ecuador para los Juegos Olímpicos de Tokio 2021 en 20 km marcha y, el sueño de aquel niño que marchaba por la vida y vivía por la marcha, luego de 28 años se convierta en realidad.

“Lo importante es dejar el nombre de Ecuador en lo alto. Ese es el objetivo principal. Nos vamos a preparar bien para poder llegar en mejores condiciones en la parte física y mental. Hay que seguir soñando”

Jordy Jiménez

El marchista lojano vivirá su momento para la historia el próximo jueves 05 de agosto desde las 02h30 (hora ecuatoriana) y es imposible no emocionarse con atletas como él, que con todas las dificultades en el camino, siguen soñando y creyendo que es posible.

“El mundo está en manos de aquellos que tienen el coraje de soñar y correr el riesgo de vivir sus sueños”.

Diego Bustamante Bustamante

Amante del fútbol desde que nací, periodista deportivo desde hace un par de años. Me gusta relatar y escribir sobre el deporte más lindo del mundo. Instagram y Twitter: @dfbustamante3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *