¡VICTORIA HISTÓRICA, LÍDER E INVICTOS!


Se jugó el tercer partido del Grupo C de la Copa Libertadores en el Estadio Monumental entre Barcelona Sporting Club frente a Boca Juniors. Ambos llegaban luego de ganar sus dos partidos anteriores y con las expectativas de ser punteros en solitario de su grupo.

El equipo argentino contó con la baja de Esteban Andrada por COVID19 y algunos jugadores del xeneize se quedaron en Argentina por suspensión y otros por descanso por el trajín de sus últimos partidos.

Por su parte, Barcelona con equipo completo para afrontar este compromiso, rotó en su último partido en el campeonato nacional.

De entrada, el equipo de Russo utilizó un 4-5-1, con la incursión de Pavón y Soldano dejando a su capitán Tévez en la banca. Además, con Varela, Obando y Capaldo como sus volantes de marca y otros un poco más mixtos. Atrás con Buffarini, López, Izquierdoz y Más.

Barcelona salió con su tradicional 4-3-3. Molina como mixto, Piñatares como tercer central fijo. Kitu Díaz suelto como mediapunta. Bandas para Hoyos y Martínez y arriba el goleador Garcés.

Los locales arrancaron una gran intensidad, presión alta sistemática, forzando a Boca a lateralizar y a apostar por el juego directo. Nixon Molina ganaba todo y los amarillos se afianzaban. Casi a los 10 minutos, todo empezó a ralentizarse en una posición intrascendente y Boca comenzaba a apretar mucho más y se soltaban con incursiones esporádicas de Pavón. La tónica se mantuvo y los argentinos cerraron mucho mejor el primer tiempo.

Para los últimos 45 minutos, Barcelona cambió el chip y salió en búsqueda del primer gol y minutos después llegaría. Boca pierde el balón en su propio terreno, Díaz atrae doble marca, da pase a Molina que conduce unos 15-20 metros, da amplitud con Pineida que levanta la cabeza y encuentra a Garcés que se desmarca y convierte el único tanto del encuentro.

Los últimos 10 minutos, los xeneizes fueron llevando progresivamente a Barcelona a su propio arco y hubo una jugada en un contragolpe que Maroni no pudo concretar, definió solo ante Burrai y su remate pegó en el palo izquierdo del golero canario. De ahí Boca insistió mucho por juego aéreo y tanto León como Riveros estuvieron firmes por arriba.

Finalmente, el equipo guayaquileño, consiguió su primera victoria ante Boca Juniors en torneos Conmebol, el tercer triunfo en igualdad de partidos en su grupo. Con 7 goles a favor y ninguno en contra.

Jorge García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *