Diluvio de goles en el Coloso del Batán.


La lluvia fue el protagonista inesperado en el partido donde Universidad Católica recibió a Liverpool de Uruguay por la fase 1 de la Copa Libertadores. El Trencito Azul estaba obligado a remontar el 2-1 adverso que consiguieron en el partido de ida jugado en Montevideo.

Santiago Escobar tomó riesgos desde el inicio y alineó a José Carabalí como lateral izquierdo ante las bajas de Jonathan Mina y Gustavo Cortez. Para poder tener más tranquilidad en defensa, Kevin Minda se metió entre los centrales para formar una línea de tres y dar libertad a Carbalí y Andrés López.

Con el césped muy mojado el balón no rodaba con normalidad, esto complicó a los celestes para poder tener posesiones largas que terminen con pases entre líneas. El juego de la Católica se hizo predecible al tener solo los centros como su forma más clara de ataque.

https://twitter.com/Libertadores/status/1366913078428844032?s=20
La fuerte lluvia se hizo presente en el Estadio Olímpico Atahualpa.

Liverpool mostró mecanismos interesantes con sus contragolpes, supieron cómo hacer daño a los Camarattas y Hernán Galíndez se convirtió en la figura del primer tiempo con dos excelentes atajadas.

Tras insistir durante todo el primer tiempo con los centros, la Católica por fin encontró espacios para poner el 1-0. Juan Manuel Tévez aprovechó un rebote tras varios intentos fallidos de despeje de los uruguayos y venció a Sebastián Lentinelly.

A los 38 minutos del primer tiempo la Chatoleí finalmente pudo romper con el muro de Liverpool en la mitad de su defensa. Walter Chalá se asoció con Lisandro Alzugaray, quien con gran visión filtró un pase a la espalda de los centrales y el extremo ecuatoriano definió ante la salida del portero uruguayo para poner el 2-0.

El festejo de los jugadores de Universidad Católica en el 2-0. Foto: CONMEBOL.

En el segundo tiempo la Universidad Católica dosificó esfuerzos y no tuvo tanta posesión de balón como en el primer tiempo. El equipo uruguayo intentó con más ganas que fútbol y los futbolistas del Sachy Escobar esperaban para salir con contragolpes.

La Chatoleí supo esperar y golpeó en el momento justo. Tras un tiro de esquina, Guillermo De Los Santos remató el centro al segundo palo y puso el 3-0 definitivo ante un rival que nunca pudo meterse en partido gracias a las grandes atajadas de Hernán Galíndez.

Tras mostrar un gran rendimiento en toda la serie frente a Liverpool, la Universidad Católica ahora se enfrentará a Libertad en la fase 2 de la Copa Libertadores y también se aseguró 500 mil dólares más por haber superado la primera fase. Tras 41 años de ausencia en el torneo de clubes más importantes del continente la Católica no defraudó y mostró que con buen fútbol se puede competir a nivel internacional.

José Santacruz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *