Independiente del Valle 2016: perdieron la copa, pero ganaron la gloria


“Los partidos que nosotros nos jugabamos, siempre pensabamos en esa gente que perdió todo”.

Luis “Kunty” Caicedo

El año 2016 empezó con una catástrofe que sacudió a los ecuatorianos, muchas ciudades afectadas en su infraestructura. No era para menos, el 16 de abril un terremoto, desestabilizó a la sociedad ecuatoriana. Pero el fútbol levantó, unió e impulsó a las 24 provincias de la nación para hacernos un solo puño.

Independiente del Valle, un club con apenas 6 años en primera categoría, alcanzaría lo que muchos grandes del fútbol ecuatoriano no han conseguido futbolísticamente. Y humanitariamente hizo algo que dejó marcado a los habitantes del pueblo nacional: donaron todas sus importantes taquillas a los más afectados por el terremoto. Con una plantilla llena de jóvenes promesas y un cuerpo técnico muy capaz, consiguieron más de lo que soñaron.

Fase previa

Antes de arrancar la fase de grupos, los rayados del Valle tuvieron que enfrentarse al Guaraní de Paraguay. Era un rival muy complicado y tras ganar 1-0 en el partido de ida jugado en Quito; en el partido de vuelta jugado en Asunción, fue infartante. El equipo paraguayo dominó gran parte del partido y logró conquistar 2 goles, sin embargo, Independiente pudo convertir un tanto que le aseguró su pase a la fase de grupos.

Mientras corrían los minutos finales y el marcador favorecía a los rayados, se dictaminó un penal para los guaraníes. Desde los 12 paso el delantero López falló la pena máxima y a segundo seguido el juez central terminó el partido. Algo poco común, pero que seguro millones de ecuatoriano celebraron este momento épico de los del sangolquileños.

José Angulo del Independiente Del Valle (c), festeja su anotación ante Guarani de Paraguay, durante el juego disputado en el estadio Defensores Del Chaco de Asunción Paraguay.

Fase de grupos

Independiente del Valle se logró meter en el grupo 5 de la Conmebol Libertados, sus rivales no eran nada fáciles. Participaron: Colo Colo (CHI), Atlético Mineiro (BRA) y Melgar de (PER). En esta llave alcanzó 11 puntos que lo dejaron segundo en la tabla, logrando el acceso a la fase final o de play-off de Copa Libertadores.

Hasta ese entonces, los de Sangolquí ya habían logrado la hazaña, pues habían ganado 2 veces al Melgar, derrotaron al Atlético Mineiro en Quito y sacaron 2 empates al Colo Colo, este último quedó eliminado de dicho torneo por Independiente. Los chilenos necesitaban una victoria frente a los ecuatorianos y en su último encuentro en Chile, solo pudieron empatar a cero.

Fase final de la Copa Libertadores

Ya para estos momentos Independiente del Valle enfrentaría a los equipos más poderosos del continente, su primer rival sería el temible y grandioso River Plate de Argentina. En el juego de ida los negriazules dominaron el encuentro y sacaron una ventaja cómoda de 2-0, Ángulo y Sornoza convirtieron para los locales. En el partido de vuelta disputado en el Monumental de Nuñez, los argentinos dominaron todo el partido, pero solo pudieron hacer 1 gol que no les alcanzó para doblegar a los sangolquileños. Ya era historia pura la que vivían los rayados.

Si River era un equipo fuerte, no era menos el Pumas de la UNAM. Los mexicanos eran los rivales a vencer de Independiente en cuartos de final de la Copa Libertadores. En el partido de ida, los negriazules ganaron 2-1, un resultado complicado por el gol que habían convertido los visitantes. Ya en el partido disputado en suelos aztecas, Pumas ganó 2-1 también, los de Independiente fueron dominados, pero lograron convertir un gol que los llevó a definir la llave en penales. Cortez, Telechea, Ángulo, Caicedo y Mina convirtieron los penales y accedieron a semifinales.

En semifinal Boca Jr. visitaba a los rayado en el Olímpico Atahualpa por las semifinales de Libertadores; Boca se puso adelante con gol de Pablo Pérez, sin embargo, José Ángulo que fue una de las figuras del equipo en ese torneo empató y Bryan Cabezas haría el segundo tanto que le daba la victoria a los ecuatorianos en el juego de ida. En Argentina y ante un estadio lleno, Boca Jr. no pudo contra el club ecuatoriano. Si bien los argentinos se pusieron nuevamente en ventaja, Independiente convirtió 3 goles que les dio una remontada mundial y sellaron el pase a la gran final. Kunty Caicedo, Bryan Cabezas y Julio Ángulo lograron los tantos nacionales.

La gran final

Independiente había hecho lo que muchos clubes con historia dentro del fútbol ecuatoriano no lo conseguían. Se metió en la final del torneo más deseado del continente americano, su rival era nada más que Atlético Nacional de Colombia, club que consiguió este trofeo en 1989.

El partido de ida se disputó en Quito, los de Medellín tuvieron el control del partido durante unos minutos y eso terminó en darles 1 gol. Los ecuatorianos lograron el justo empate a los minutos finales con gol de Arturo Mina y dejaron la llave abierta para la vuelta. En el encuentro de vuelta con un Independiente del Valle que se enfrentaba ante un león del continente. Se vivió un juego fuertemente disputado en donde los colombianos dieron un golpe de autoridad y anotaron 1 tanto. Los rayados del Valle, buscando el empate fueron con todo al ataque, pero no pudieron convertir.

En marcador global terminó 2-1 y a pesar de no levantar la copa, los ecuatorianos se fueron con la frente en alto, teniendo la admiración y respeto de todos. Supieron dar lo mejor y hacer quedar bien su institución y el país, además de colaborar para superar la catástrofe que se vivió en Ecuador. Independiente si logró la gloria eterna y se metió en el corazón del hincha del fútbol.

Contribución para los damnificados

Los de Sangolquí de la mano de sus dirigentes y jugadores decidieron colaborar económicamente a las personas afectadas por el desastre natural. donaron más de 600 mil dólares de las taquillas, lo cual sirvió para muchas familias que quedaron en la calle, tras derrumbes de casas y edificios de la ciudad de Manabí. Este gesto nadie lo borrará jamás y hace inflar el pecho de orgullo para decir con honor que eres ecuatoriano y que la gente que habita en esta nación es de corazón generoso.

Daniel Layana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *